Mank (2021)

Me confieso fan del trabajo de Gary Oldman, desde los tiempos de El Quinto Elemento (1997) e incluso con su trabajo en las películas de Batman, vi tanto esta película como Crisis (2021) por la presencia de Goldman en la misma.

Dicho esto, no entiendo por qué la unanimidad en que El Ciudadano Kane (1941) es calificada por todos como la mejor película jamás realizada… a veces tiempo que si uno no la menciona, uno queda como bobo.

La película trata de otra película. Es la historia de cómo Herman J. Mankiewicz  escribió el guión para El Ciudadano Kane (1941) por el cual ganó el único Óscar que esta película se llevaría.

La película narra como, mientras convalecía por un accidente provocado por el alcohol, el alcohólico pero brillante escritor Herman Mankiewicz trata de terminar el guión que Orson Welles le ha encargado para su nueva película. ‘Mank’, como le llaman al escritor, va recordando pasajes de su vida, encuentros y desencuentros con William Randolph Hearst, de quien trata su guión.

En estos flashbacks, Mank repasa su historia con Mario Davies (cuya interpretación le ha valido a Amanda Seyfried una nominación al Óscar), quien era amante de Hearst, amistad que le valió los chismes con los que armó la historia con la que hicieron la película.

La película está buena, es en sí un buen chisme, pero sufre del síndrome Avengers, si no viste la película original, si no viste el documental de NatGeo y leído la bibliografía completa de la materia Historia de la Cinematografía I, II y III hay mil guiños que no tendrán sentido alguno, como la misma presencia de un tal Orson Wells, el tipo que presiona a Mank para que termine su libreto y con el que al final se pelea los créditos del mismo.

Es decir, es una película para ‘entendidos’ del cine. Sin ser entendido es una cinta con buena fotografía sobre un escritor borracho, amigo de una güera de ojos grandes que le cuenta intimidades sobre un empleador mutuo.

Amanda Seyfried

Sobre los actores, Gary Oldman y Amanda Seyfried bien podrían llevarse la estatuilla a su casa, el primero está a la altura del personaje ególatra que interpreta y ella sacó provecho a toda la complejidad que el guión le pudo dar, pero lleva mucho más competencia que Oldman en su batalla.

Al final, si no saben nada de la historia de Citizen Kane, se pueden entretener con esta película, solo teniendo en cuenta que es la historia de la creación del guión de la ‘mejor película de la historia’ y que, con dos Óscar que gane, ya habría ganado el doble que ‘la mejor película del mundo’.