Promising Young Woman (2020)

Para un consumidor, como yo, de historietas, el asunto de un ‘justiciero’ (a) es atractivo al principio (la mayoría de las historias de superhéroes, son de personas haciendo justicia por propia mano), está en la ejecución el que uno aplauda al final de películas como The Equilazer (2014), Punisher (2004) o Promising Young Woman (2020).

La película dirigida por Emerald Fennel y protagonizada por Carey Mulligan le ha valido a ambas una nominación a los Premios Óscar (Mejor Director y Mejor Actriz respectivamente), por esta película titulada en español Hermosa Venganza (sonora mentada a quien le puso así).

Carey Mulligan interpreta a Cassandra, una joven que dejó sus estudios de medicina cuando su amiga Nina fue violada (las palabras son cuidadosamente omitidas en el guión, tal como en la telenovela mexicana Quinceañera (1987), pero por otros motivos) ; ‘Cassie’ se dedica entonces a buscar venganza en contra de todos los que abusan de las mujeres, que como si amiga, consumieron demasiado alcohol, drogas o ambos.

Me recordó un poco aquellas historietas de Batman Black & White, porque la venganza de Cassie no es solamente en contra de los violadores sino a todos aquellos que defienden actitudes de esos violadores justificando los hechos (es decir, las violaciones) porque ellas ‘no tenían por qué ponerse en ese estado (o situación)’.

A la película no le falta imaginación de los alcances de la venganza (un poco como en Law Abiging Citizen (2009)) pero no se queda simplemente en eso sino se enfoca también en la vida interrumpida de la ‘justiciera’, que sigue viviendo a sus 30 años en casa de sus padres, tiene un trabajo sin futuro y no tiene novio ni amigos (excepto por su jefa/amiga/confidente en la cafetería que atiende).

La película no se me hizo una obra de arte, pero tiene muchas cosas muy rescatables. La primera que se me ocurre es la música, sobretodo una versión de Toxic, de Britney Spears a la que vale la pena prestarle oído, lo segundo es la actuación de Carey Mulligan quien para atraer a los depravadores sexuales usa, más que nada, la actitud y en ello yo creo que le fue la nominación al Óscar (yo me decantaría por Vanessa Kirby en Pieces of a Woman (2020)).

Mi primer reacción fue pensar en que es una muy buena película para el camión (especialmente en el ADO que va a Puebla, donde las ponen a todo volumen en su versión doblada, lo que siempre que uno toma el de las 6:00 am se agradece mucho)… pero creo que es buena película y punto.

Las últimas secuencias se vuelven predecibles, pero esto solo después de un interesante twist que enfila hacia el final de la cinta, donde siento que se rescata al argumento de manera brillante. Solo por la última parte es que vale la pena verla… y claro, por el mensaje a tanto depredador violador, que hay libremente por las calles en Estados Unidos y México, a los cuales el sistema solapa desde los primeros en investigar, pasando por los que culpan a la violada y terminando por los Presidentes de la República que los apoyan para ser gobernadores.