Rock en Tu Idioma Eléctrico

Fue el leer un boletín de prensa del Auditorio Nacional que supe que el recinto en Paseo de la Reforma de la Ciudad de México reabriría sus puertas… al menos a los artistas porque no habría público: la experiencia Rock en Tu Idioma Eléctrico sería transmitida vía streaming y cualquiera con 200 pesitos para gastar, la podría disfrutar desde la comodidad de su hogar.

La producción del concierto no dejó nada al azar ni tuvo nada que ver con los conciertos desde casa que hemos visto durante la pandemia. En lo personal, creo que la mejor experiencia de estas fue también una de las primeras: Aleks Syntek desde el piano, con dos músicos, dio un muy lindo concierto gratuito al pie de la escalera de su casa.

Luego ha habido experiencias que no entendí, Alex Lora me decepcionó a mares contando historias y respondiendo mensajes de Whats más que cantando y Julieta Venegas en el Festival Hay… pues… no.

Leonardo de Lozanne y Sabo Romo.

Con toda la producción que Sabo Romo le ha echado a Rock en Tu Idioma, y el apoyo del Auditorio Nacional, la transmisión comenzó con una breve mirada a las juntas de producción vía Zoom, luego la llegada de los músicos al Auditorio y los preparativos. Cuando por fin arrancaron lo primero que se notó fue la calidad del sonido, excelente para las condiciones.

Leoncio Lara, Sabo Romo, Piro, Leonardo de Lozanne, Cala, Ugo Rodríguez (mayoría de Neón con Humberto y Sergio) y María Barracuda, dieron un muy buen show de poquito más de una hora porque hablaron mucho, de verdad mucho, entre canción y canción, con mucho cebollazo y agradecimiento por estar ahí; quizá esto fuera por la ausencia de público y en realidad como público no me he dado cuenta que eso duran los aplausos entre canción y canción.

Quizá la gran sorpresa fue el que Marciano Cantero de los Enanitos Verdes, se uniera en un par de canciones (incluyendo Ciudad de la Furia de Soda Stereo) y Andrea Echeverri (de Aterciopelados) lo hiciera en otro par (incluyendo la citada de Soda). Ambos lo hicieron vía remota y supongo que grabaron sus pistas para que los músicos -en vivo- en México se sincronizaran con ellos, evitando así cualquier desagradable delay.

Arturo Ibarra de Rostros Ocultos y Sergio Meza de Neón.

Todas las canciones, obviamente, corresponden a la época de los 80 y 90 en que en México se comenzó a producir rock en español y estos nuevos arreglos corresponden a un nuevo disco, así que me las supe casi todas y la noche del sábado 5 fue una gran noche porque pudimos escuchar muy buena música.

La única queja es que no duró mucho, pero le echaron ganas y la producción estuvo de lujo. Además, el verlos tocar de espaldas a las butacas daba una extraña impresión, pero el efecto deseado y claro, el shock al final de cada canción al no escuchar aplausos. Fueron 200 pesitos muy bien gastados.