Greyhound (2020)

Esta película de Tom Hanks dirigida por Aaron Schneider (cuya experiencia está en dirigir televisión) fue de esos estrenos que gracias a su timing y a Apple, que pudo ser estrenada en este año tan raro.

Con los cines en México cerrados, había perdido de vista los estrenos porque me fastidiaba no poder ver películas como Top Gun 2, cuyo estreno fue suspendido indefinidamente. Greyhound era de las que quería ver, pero por no leer no sabía que se estrenaría en la plataforma de Apple y fue hasta que escuché en el podcast de Conan O’Brian la entrevista con Tom Hanks, parte de la promoción para la cinta.

La historia me llamó la atención porque se sitúa no solamente en la Segunda Guerra Mundial sino a poco de la entrada de Estados Unidos al conflicto, cuando la Alemania Nazi parecía que iba a conquistar todo el mundo.

La película es una adaptación de la novela The Good Shepard, escrita por C.S. Forester que Tom Hans encontró en una librería ‘de viejo’ y pensó en llevar al cine. Afortunadamente para él, el proyecto interesó a Apple y aunque no tuvo el financiamiento que pudo haber conseguido de un gran estudio de cine, pudo estrenarla en medio de la pandemia.

La película cuenta tres días en la vida del Capitán Krause, quien comanda al grupo de destructores de la marina norteamericana que cuidan de un convoy que lleva suministros de Estados Unidos al Reino Unido a través del Atlántico Norte.

El camino sería sencillo si no fuera por los submarinos alemanes que aparecen para hundir, uno a uno, a los transportes.

En este pedazo del Océano Atlántico sólo podía proveerse cobertura aérea cerca de las costas, por lo que en este pedazo del trayecto -de casi tres días- el convoy y sus guardianes estaban solos en contra de la fuerza de submarinos. Y sí, uno grupo de ellos ataca al convoy, saliendo de vez en vez del agua para recargar baterías o por haber sido dañados por las cargas de profundidad americanas.

El inicio de la película no podría ser más sencillo, porque cuando nos damos cuenta ya persiguen a un submarino que por su lado los está persiguiendo… y en lo que uno parpadea ya pasó media hora y la pesadilla no ha terminado, solo se va poniendo peor.

La película está bien realizada, los efectos son bastante buenos y se aleja mucho de la noción de que los americanos salvaron al planeta con su intervención en la Segunda Guerra Mundial. De hecho es de las pocas películas en las cuales se muestra a los alemanes como a un enemigo formidable y en algunos momentos parece invencible.

Hay una película alemana, Das Boot (1981) que podría ser el complemento para ver esta película, pero desde la perspectiva de los alemanes que van en los submarinos que, dicho sea de paso, era tecnología que los americanos admiraban por su complejidad… como en muchas otras cosas, estaban demasiado avanzados respecto a los aliados.

Y hablando de ello, no hay muchas películas de la Guerra en el Atlántico, está la que les acabo de mencionar (alemana), la de U-501 (2000) y no recuerdo más, pero esta gente que iba en los transportes y todos aquellos que participaron merecen mayor reconocimiento porque no la vieron fácil como esta película lo muestra -aunque sea una obra de ficción-.