The Late Shift, de Bill Carter

A principios de los 90 comencé a consumir la televisión norteamericana. No me refiero al ‘cable’ que lentamente se fue volviendo más latinoamericano, con las grandes cadenas filtrando contenido desde Miami o Buenos Aires sino literalmente la televisión norteamericana: las grandes cadenas ABC, CBS, NBC y la naciente Fox, además de las cableras que venían levantando como ESPN, CNN y la naciente Comedy Central.

Eran tiempos interesantes en la televisión americana, había mucho interés en ver a Jay Leno al frente del Tonight Show y a David Letterman en Late Night… sus programas abrían con un monólogo, tenían invitados musicales y hacían entrevistas a varias celebridades en una noche. Más de diez años después, cuando Adal Ramones comenzó a hacer su monólogo semanal en Otro Rollo… pues estaban graciosos, pero estos tipos -en especial Jay leno- hacía un monólogo con temas del día, diariamente… y su lista de diez cosas que… esas las hacía David Letterman cuatro veces a la semana. Son gigantes de la comedia pues…

Lo mismo puedo decir del standup mexicano, que ahí va con esta generación de cómicos que empíricamente hacen las cosas, pero que en lo personal me provocan muy pocas sonrisas porque crecí viendo a la generación de Leno, Letterman y aún más: Dana Carvey, Tina Fey, Jerry Seinfeld y Robin Williams.

En fin, por eso me llamó la atención este libro de Bill Carter, que aborda la transición del Tonight Show que por 30 años condujo Johny Carson al Tonight Show de Jay Leno… porque cuando Carson (que no tuvo competencia alguna en 30 años) anuncia su retiro hubo una interesante pelea entre los equipos de Jay Leno y David Letterman por hacerse de ‘la corona’.

NBC, la cadena dueña del Tonight Show, se decidió por Jay Leno, quien había sido tentado por la cadena CBS. Cuando Leno es elegido por encima de Letterman, CBS se avalanzó sobre Letterman para poder tener -al fin- un programa nocturno con el cual competirle a su rival (ABC competía con reportajes de estilo noticioso y prefería no entrarle a la batalla).

Lo que más me gustó del chisme… porque el libro es el chisme de los enredos, intrigas, negociaciones y golpes bajos entre ejecutivos de ambas cadenas y los equipos tanto de Leno como de Letterman para quedarse con The Tonight Show (porque aunque el titular de este era Jay Leno, NBC se aventó el oso de seguir negociando con Letterman por la titularidad del programa).

Al final, David Letterman se fue a CBS al no poder conseguir que quitaran a Jay (el libro cuenta que hubo ofertas de todas las cadenas: CBS, Fox, ABC y otras tantas sindicalizadas), incluyendo una en donde el mismo presidente de Disney se reunió con Letterman y el libro fue armado con entrevistas con muchos de los involucrados en ambos bandos (Leno, Letterman, CBS y NBC) y no toma partido por nadie, lo cual es absolutamente genial.

Casi todo el libro abarca el primer año de Leno como conductor del Tonight Show, que era seguido por Late Night de David Letterman ambos en NBC y el último capítulo abarca el primer año de la competencia entre el Tonight Show de Leno (NBC) en el mismo horario que The Late Show de Letterman (CBS)… por lo que al final del libro el gran ganador es David, quien en los tres primeros años de emisión estuvo en primer lugar del rating… pero luego, por casi 20 años, estuvo siempre detrás de Jay Leno.

Por cierto, el programa de Jimmy Fallon que hoy se ve es el que conducía Leno… Stephen Colbert hace el The Late Show que hacía Letterman y Jimmy Kimmel conduce su propio show en ABC, que anteriormente no tuvo con quién participar en la pelea.

Hoy Jay Leno hace Jay Leno’s Garage, donde se dedica a conducir y hablar de autos históricos o raros -en NBC- y Letterman se ha ido a Netflix a hacer entrevistas en My Next Guest Needs No Introduction with David Letterman.