Coco (2017)

Siempre me pregunté cómo le harían los gringos para retratar a la cultura mexicana cuando decidieran hacer un esfuerzo serio. De inmediato me viene a la mente Speedy González y luego de él pienso irremediablemente en Pancho Pistolas de Los Tres Caballeros.

Estereotipos, por encimita, sin seriedad… pero no era seriedad lo que buscaban.

No sé por qué no habían abordado la muerte desde el punto de vista mexicano, pero cuando Pixar lo hizo pareció tan, pero tan obvio, que da un poco de muina el hecho que el tema lo aborden los gringos… porque Macario está muy buena pero se hizo en 1959.

Coco se me hizo una película genial, ya no voy a decir (porque lo hice con cada película que Pixar hizo sus primeras décadas) que es la mejor película que ha hecho Pixar… pero es la mejor película que ha hecho Pixar.

Retratan por encima muchas costumbres, rasgos de nuestra cultura, lo que somos… por encima, pero cubren tantas cosas que no se nota que es por encima…. las familias numerosas que además de numerosas son como muéganos, lo básico del altar de muertos, el aferre que le tenemos a personajes como Pedro Infante, el respeto a las abuelas, que quien manda son ellas, que los galanes son feos pero guapos, que el perro vive aquí pero no es de nadie y que Frida estaba loca y tenía un gran ego.

Y esto de Frida me dio mucho gusto porque por la lejanía, en el extranjero la veneran mientras aquí sabemos que tenía un gran ego y pintaba de la chingada.

Claro, eso solo es un atisbo a todo lo que somos nosotros que retrata la película que también -gráficamente- nos expone a la plaza de toros, a El Seminarista (1949), a los callejones de Guanajuato, a los pueblos de Michoacán, a los panteones mexicanos… lo hicieron realmente bien.

Lamento mucho que parte de la discusión sea que el Mediometraje de Frozen está pinche y dura mucho (la verdad es que no está pinche, pero sí dura mucho). Porque la película, si bien es mexicana en todos estos detalles, tiene valores universales que podrían entender los noruegos (que espero se sientan igual respecto a Frozen).

La historia está bonita, así de simple… insisto, con valores universales (buenos y malos); pero aún así, valdría la pena por vernos reflejados en un espejo realizado por la compañía norteamericana Pixar, que es obsesiva en los detalles.

Si no la han visto, véanla.