Coca-Cola sin azúcar

Andaba yo muy contento por la vida cuando escuché en el radio que Coca-Cola iba a desaparecer dos de sus presentaciones, la Coca-Cola Life y la Coca-Cola Zero.

Entonces dejé de estar contento, porque si bien la Coca-Cola Life nunca fue opción en mi vida, siempre fui ávido tomador de la Zero. La refresquera explicó que esto lo hace para que sea más fácil la elección ya que solo quedan la Coca normal y la Coca sin azúcar.

Está bien, pues.

La Coca-Cola sin azúcar sabe más parecido a la normal de lo que lo hacía la Zero, que tenía un característico saborcito a ‘algo más’ que no trae la Coca. Esta me parece como una Coca con algo de agua, nada dulce y con un poco menos de gas -no mucho- que la Coca normal. El sabor a nuez, eso sí, se nota más en esta que en la normal.

No tiene nada de azúcar ni de calorías. Y hay que hacer notar que la última Coca-Cola Zero que probé contenía 40 miligramos en sus 355 mililitros de contenido. Esta tiene la mitad, con lo cual puedo decir que le ganaron.