Belleza Inesperada (2016)

Esta es una de esas películas 100% navideñas, no solamente por que se desarrolla rodeada de árboles de Navidad y calles con arbolitos iluminados sino por los mensajes -muchos- que transmite. La primera que vi de este tipo fue Love Actually (2003), se trata de una historia principal y otro grupo de historias que se desarrollan al mismo tiempo durante la temporada, en este caso, todas alrededor de Howard, el personaje de Will Smith.

La historia va más o menos así: Howard perdió a su hija de seis años y desde hace dos años está sumido en una terrible depresión que, entre otras cosas, ve amenazada la viabilidad de su agencia de publicidad. Ahí es donde las vidas de sus socios Whit (Edward Norton), Claire (Kate Winslet) y Simon (Michael Peña) se ven envueltas, cada uno con su historia de desgracias, pequeñas o enormes en comparación con la de Howard.

Kate Winslet, por cierto… bueno, el tiempo es implacable.

Al reparto lleno de estrellas se unen Helen Mirren, y Keira ‘estoytanchulaquenoimportaquetengalosdienteschuecos’ Knightley.

bellezainesperada01

No es propiamente una comedia de enredos (aunque tiene su parte de comedia y su parte de enredos) en que la historia recae, curiosamente, no en Will Smith (quien casi no tiene diálogos) pero en Edward Norton. Y poco o mucho, los actores muestran su talla, con lo que sus partes les permiten, hay un Will Smith totalmente deprimido, a la altura y una Helen Mirren en una especie de abuelita sobre-entusiasta que le va bien a la actriz.

De eso se trata, obviamente, el tener un reparto con tanta fuerza.

La fotografía, que luego en este tipo de películas se dejan medio olvidadas, aquí aprovecha el haber sido filmada en exteriores en Nueva York y hay un par de escenas donde las imágenes, independientemente de la historia, son hermosas postales de la ciudad. Por lo demás, resulta una de esas películas navideñas, amables, -esta un poco cruda porque no hay nada de amable cuando se muere una niña de seis años- con varios mensajes optimistas (porque así es la temporada) que la harían ideal para ver en casa en invierno (cuando la pongan en Netflix).

colateral3

Y ojo, que el optimismo sugerido en esta película no es ponerle buena cara y un emoji sonriente a cualquier cosa que nos pase, porque eso es más bien ser idiota, lo que acá y en todas las situaciones que aborda la película se propone es lidiar con las tragedias, grandes o pequeñas, de forma que podamos seguir construyendo un futuro.

Ah… y la película consigue un final inesperado -que al menos a mí me agarró de sorpresa- que resulta tan estéticamente hermoso como los títulos de entrada.

colateral10