La Chica del Tren (2016)

Pasadas las vacaciones los grandes estrenos de Hollywood comienzan a escasear en sus versiones con grandes presupuestos, tanto para su producción como publicidad. The Girl in the Train no es ninguna de estas producciones y su fuerza de ventas se cimienta en que es la adaptación del best seller escrito por Paula Hawkins.

Llegué a la película vía el trailer y no, no he leído la novela (las adaptaciones de las novelas siempre se quedan cortas). Así que este comentario es para la película como unidad y me gustó mucho, en primera porque el argumento es muy inteligente, uno nunca sabe quién es el culpable, aunque la forma de contar la historia (vía flashbacks que se van haciendo más cercanos al tiempo actual) y al menos yo, tardé unos momentos en agarrar el hilo de la historia que de repente corta para enseñarnos ‘Hace 2 años’, luego ‘Hace 1 año’, ‘Hace 6 meses’ y así sucesivamente.

Otra cosa que me sacó de onda es que la historia la narra la protagonista, Rachel (interpretada por Emily Blunt), pero en algún flashback aparece otra voz en off, de Megan (la güerita Haley Bennett) y yo por lo menos me hice bolas. Supongo que la gran complejidad de la historia obliga a estas maromas para que le sigamos la pista a los protagonistas, todos con historias complejas y secretos por doquier.

thegirl01

La película trata de una alcohólica, Rachel, divorciada y obsesionada con su ex marido, la nueva esposa de esta y el bebé que ambos tuvieron. Tanto la nueva esposa como el marido tienen una truculenta historia (antes de divorciarse, él ya engañaba a Rachel con la que serí luego su esposa)… sumen a la vecina, a su marido y al siquiatra de ella. Todo para un bonito revoltijo en que parece que todo el mundo engaña a todo el mundo y donde la historia de la protagonista está toda tijereteada por las lagunas mentales que le crea el alcoholismo.

Rachel, una artista frustrata tirada al alcohol, espía el hogar de su ex marido desde el tren que toma diario a Nueva York. Le llama constantemente por teléfono y le manda mensajes… un total desastre, pero en ese desastre va encontrando más y más desastres, comenzando por los de la vecina del ex marido…

Siempre he considerado que Emily Blunt, además de bonita, actúa muy bien y aquí le dieron la oportunidad de hacerlo y lo hace bien. Retrata muy bien la desesperación de quien está hasta el fondo del alcoholismo aunque -y por más que la maquillen- está bien bonita, pero no hay un cuadro en la película en donde se vea radiante; por el contrario, tanto Haley Bennett como Rebecca Ferguson salen lindas de preciosas que son las dos.

Muy recomendable.

thegirl02