Después de la tele llegó el YouTube (los Eliot Awards 2016)

Un silencio interrumpido por un par de pláticas fue la forma en que la audiencia del Teatro Metropólitan recibió a las celebridades de la televisión que aparecieron para entregar los Eliot Awards este año. Para la audiencia -niños y jóvenes que no pasan de los 20- esta gente es distante, parte de un entretenimiento que pertenece a sus padres y abuelos. En casa hay una pantalla, sí, la misma que utilizan para picar, que a veces los abuelos toman para ver cosas que alguien transmite. Programas lentos, con chistes incomprensibles -malos- son parte de lo que la pantalla grande escupe a las nuevas generaciones.

Los Eliot Awards son un esfuerzo por premiar a lo mejor de las redes sociales concentrado casi todo en YouTube. Una especie de nieto distante de una familia donde los bisabuelos son los Óscar y por ahí en el árbol genealógico están los Arieles, los MTV Awards e incluso se sospecha que un abuelo emparentó con los Premios TV y Novelas.

El caso es que me tocó observar, por segundo año consecutivo, la entrega de estos premios donde los mayores aplausos y gritos se los llevan los YouTubers y Mario Bautista (cuyo éxito no viene al caso en esta crítica, porque él y las boy bands como CD9 se cuecen aparte).

La reflexión… mis 2 centavos sobre el tema surge de aquella famosa frase de Emilio ‘El Tigre’ Azcárraga, cuando declaró que en Televisa hacían televisión para jodidos… y eso lo consumimos por décadas (ojo, porque mucho tiempo también estuvieron el Canal 22 y el Canal 11, pero eso nadie los veía aunque estaban a dos clicks de distancia). Ahora que la nueva generación puede elegir lo que ve ¿qué es lo que está consumiendo?

Pues mucho de ello lo podemos ver con los nominados y premiados de los Eliot Awards. Lo que se consume en YouTube es responsabilidad del espectador.

eliot2b

Estos chicos se subieron a cantar y no supe quiénes eran (aunque la canción la he escuchado en el camión).

Claro está, en Eliot no nominaron a Eva de Metal y eso deja mucho qué desear (la única explicación que le veo -si creo en la seriedad- es que Eva de convierta para los Eliot en lo que Di Caprio fue a los Óscar).

Y hablando de Óscar. Así como la tele está sufriendo por la opción más realista que es YouTube y Netflix ¿saben quién anda pasándolo bomba? La industria del cine, que con los Avengers recauda de los bolsillos de los mismos niños que ven a los YouTubers millones de dólares. Quizá cuando puedan los YouTubers invertir millones de dólares en una producción casera puedan hablarle de tú a tú a Hollywood y a Hugh Jackman.

Netflix se cuece a parte. Y es tema para otros 2 centavos.

Y lo anterior cuando hablo de Azcárraga no es en detrimento de los YouTubers. ¿Cuántos de nosotros no tuvimos un compañero que de haber grabado sus estupideces en la escuela las hubiera vuelto virales y ganado en YouTube millones? Peor aún, estoy seguro que sigue habiendo miles de chavitos creativos, que hacen tontería y media en sus escuelas y casas, que serían un éxito mayor en YouTube de lo que hay ahora… pero no tienen la iniciativa de grabarse, mucho menos de tomarse un tiempo para editar y armar su canal de videos.

Así que lo que tenemos es lo que merecemos, lo que buscamos y las nuevas generaciones aprenderán lo que aprenderán, lo que los más viejos aprendimos en la tele…

Fui el único de corbata en el evento.

Fui el único de corbata en el evento.