Fui a ver a Diego Torres

Yo no sabía quién es Diego Torres, pero fui al Teatro Metropólitan a verlo. Con esto de que el género música ha sido por fin reconocido por la Academia Sueca de la Lengua, quién sabe, quizá esté frente al futuro Premio Cervantes.

Me senté a escucharlo con paciencia, en este mundo digital siempre es bonito escuchar música en vivo. Aunque el concierto comenzó con un pésimo audio, para la cuarta canción ya los problemas se habían solucionado.

Hace muchos años escuché un pésimo arreglo de la canción Penélope de Joan Manuel Serrat (que no es -ni con mucho- su mejor canción) y resulta que este arreglo lo hizo Diego Torres. Fue una de dos canciones que me sabía.

La otra que me supe fue Saber que se puede, que me caga.

diegotorres2

El tipo es gracioso, interactúa bien con su público (tiene como que alma de standupero) y se me hizo una muy buena puntada que sacara un coro vestido como de iglesia, porque sus canciones parecen de gospel cristiano (quizá porque se pasan de optimistas) y que haga burla de ‘Pare de Sufrir’ que es lo mismo que él vende, pero con sentido del humor.

Al final, por cierto, después de hacer un encore (que no le pidieron con muchas ganas) algo largo, se quedó a saludar de mano a los que estaban en la parte de abajo y sin mucho empacho firmó autógrafos. La verdad, es la primera vez que veo que un artista haga esto (bueno, un cantante, porque Slava Polunin lo hace siempre).