Yousuf Karsh: Íconos del Siglo XX

El año pasado me tocó ver unos garabatos de Picasso y la verdad es que me gustaron mucho, por eso una de las primeras cosas que hice cuando llegué al hotel Bellagio en Las Vegas, fue fijarme en qué había en su pequeña galería de arte (Galería de Arte Fino, según presumen). La exposición es de un tal Yousuf Karsh, fotógrafo que tuvo la oportunidad que todas las celebridades lo recibieran.

Ahora bien, cuando digo celebridad no me detengo solo en la fama sino en personalidades más grandes que la vida como Winston Churchill, Ernest Hemingay y Nelson Mandela, con personajes menores como estrellas de Hollywood que, vamos, solo son famosas.

Yousuf02Las entradas a la pequeña galería (compuesta únicamente de dos salones) cuestan si mal no recuerdo 20 dólares, pero con el descuento por ser huésped del hotel (hay también descuentos a estudiantes y a residentes de Nevada) el show cuesta 14 dólares.

Me hice un tiempo para ir a verla y como el año pasado, esto tuvo que esperar al último día, ya hecho el check-out, compré mi boleto y me metí a ver qué pasaba. El asunto de la guía auditiva es algo que evitaba antes, pero a partir de escuchar que en el Moma de Nueva York el que habla es el mismo artista (o creador de la obra -siempre y cuando este esté disponible-) supe que era una buena idea.

Las fotografías son sensacionales, en las fotos promocionales utilizan la icónica de Audrey Hepburn y la de Humprey Bogart, pero pasando por la arrebatadora belleza de una y del humo del cigarro del otro, hay muchas mejores… pero lo mejor son las anécdotas. Por ejemplo, Karsh trató de capturar algo más que la sensualidad de Brigitte Bardot y no pudo… con Hepburn, sin embargo, obtuvo una de las fotos más conocidas de la actriz y una en donde no se le ven el par de enormes y bellos ojos a la actriz belga.

Yousuf04

La de Winston Churchill es una absoluta genialidad pues tuvo menos de cinco minutos para quitarle el puro, hacerlo enojar y conseguir una de las mejores fotos que le hicieron al Primer Ministro británico en su vida.

La madre Teresa -que acaba de ser santificada-, Muhamed Alí, los tres tripulantes del Apolo 11, Andy Warhol y una extraordinaria de Pablo Picasso. Me resultó muy divertido pararme frente a cada una de las fotos y escuchar la anécdota, de cómo recibieron al fotógrafo, incluso en dónde y en muchos casos algo más de la figura retratada. Al final quería ir a tomarme un helado y un expresso en la heladería de junto -que siempre paso a todo correr sin poderme detener- pero se me fue el tiempo aquí y no me arrepiento.

Dice en los boletos y en algunos panfletos que está prohibido videograbar o fotografiar dentro de la galería, pero la gente e ahí en la taquilla me dijeron que no había problema.