Museo Memoria y Tolerancia

Las oportunidades de visitar este museo habían sido ya bastante y llegó un momento en que no pude decir que no.

Tengo un algo con las historias de la Segunda Guerra Mundial, las lecturas y las películas que consumo están altamente ‘contaminadas’ con este tema. Hasta donde voy les he contado aquí de Yo volé para el Führer, Samurai!, Maus, In the Footsteps of Band of Brothers y Beyond the Call en cuanto a libros (la de Maus, ligada directamente con el tema del Holocausto). De las películas todavía ninguna, pero es de mis temas favoritos.

La historia del Holocausto, que es lo que que se cuenta en este museo, la conozco mejor que el ciudadano promedio, pero me dio gusto ver que aquí no se andan con correcciones políticas y dicen sin problema que Bulgaria, Hungría, Rumania y Finlandia eran parte del Eje y no únicamente Japón, Italia y Alemania. También dicen sin broncas que los nacionalistas de Ucrania participaron en el asunto.

MuseoTolerancia001

No me gusta, eso sí, toda la memorabilia nazi que tienen por todo el lugar. Me causa bronca ver que tienen pistolas P38 y fusiles de los que usaba la Wehrmacht… medallas, insignias y ese tipo de cosas (para la única foto que pude juntar sangre fría fue para la original banda nazi). Claro que en este contexto supongo que está bien exhibirlas, pero me causan bronca.

Además de que el museo la verdad está muy bien diseñado, moderno y funcional, está muy bien presentado. Una vez pasado todo el asunto de la guerra y el exterminio judío de parte del servil pueblo alemán (me caga que todo se lo echen a los SS), está la parte de la tolerancia y ahí sí… porque los alemanes son unas bestias, pero uno trae el racismo y el clasismo bien puestecito en las venas. Mi parte favorita del museo es donde ponen todo lo que los medios de comunicación nos alimentan de mensajes racistas… que nos compramos… y a lo que le damos like en las redes, que no es menos grave.

El mensaje de siempre con cosas del Holocausto siempre ha sido ‘nunca más’ y como dicen ahí en el Museo… siempre vuelve a suceder. Aquí nos ponen un espejo enfrente y nos señalan a detalles en nuestra propia sociedad como diciéndonos: por eso siempre pasa.