Coca-Cola (República Dominicana)

A veces cuando el trabajo es lo que me mueve a viajar, no tengo mucho tiempo para perderlo buscando en las tienditas Coca-Cola (o Pepsi, como les decía anteriormente) de lata para catar.

Fue hasta el aeropuerto, donde gracias a la paranoia de la gente que uno tiene que llegar dos horas antes de tener que hacer algo, gracias a lo cual tuve tiempo de buscar por todas las tiendas del Aeropuerto Internacional de las Américas hasta encontrar esta botella de pet con Coca-Cola dentro en su presentación de 591ml, esto es poco más de medio litro… por la nada despreciable cantidad de $3 dólares ($54.74 pesos por poco más de medio litro de la chispa de la vida).

Me llamó la atención que el primer ingrediente que enlistan sea el azúcar, así simple y llanamente y en un país cubierto por caña de azúcar no me extraña, pero sorprende que aún así el sabor de su Coca-Cola no sea tan dulce como la mexicana, no empalaga tanto como la mexicana. Tampoco da el tono tan marcado a nuez, del que tiene un toque distinguible, pero solo eso.

CocaDom02

Me sorprendió la burbuja finita que produce, casi como de champagne, una verdadera curiosidad (además de que son escasas las burbujas y se van de inmediato).

Aunque es poco dulce y la nuez no está muy presente, tiene un final largo y ese sabor desagradable en la boca se queda un rato largo (no sé si esto afecte más a los dientes).

Se me hizo muy alta en sodio (38 gramos) y en azúcar, como decía ya, tiene 61 deliciosos gramos (que no tengo idea a cuántas cucharadas equivalga). Yo aguanté poco menos de media botella antes de darme por vencido… y eso que tenía sed.