Héroes al volante

Conocí el trabajo de Alejandro Rosas cuando en el noticiario Monitor les invitaban los sábados a él y a José Manuel Villalpando a hablar de la historia de México. ¡Qué delicia de tardes escuchando de dos historiadores con una vocación tan clara como la de este par!

Con esa misma vocación y claridad, como si nos contara de sus vecinos, Alejandro ha escrito varios libros de historia nacional. Justo estaba yo terminando una lectura y por decidirme por la próxima cuando mi hermano llegó con Héroes al volante, que Planeta editó el año pasado justo a tiempo para el regreso de la Fórmula 1 en México.

Alejandro dice que hizo a un lado su profesión para escribir de este libro, que da cuenta de los incidentes más importantes, dentro y fuera de la pista, de todos los Grandes Premios de Fórmula 1 corridos en México hasta antes de 2015. Y no es cierto, Rosas es lo que es y por ello da el contexto de lo que pasaba en México en el año de cada carrera, retrata a su estilo qué decían los diarios, qué le preocupaba a la gente y en ese ambiente cómo caía un evento de nivel internacional en la cuidad más grande del planeta.

Debo aquí mencionar que como Alejandro Rosas, yo también soy fanático de la Fórmula 1. De los grandes premios de los años 60 no tengo ni idea y de muchas cosas me enteré aquí (como el entender que tenemos Autódromo en la Ciudad solo porque al Presidente López Mateos le volvían loco los autos de carreras). De los grandes premios de los 80 me acuerdo perfecto, así como de todo lo que ocurría alrededor.

HeroesalVolante

El libro fue como platicar con un cuate al que le gusta lo mismo que a ti (las carreras), que se sabe un montón de datos curiosos no solamente de la historia del deporte sino lo que rodea a un evento tan complejo como este donde tiene que ver la economía, la política, la sociedad y los ánimos de la gente en determinado tiempo (el autor se esmera por recordar qué música estaba de moda, qué películas salieron en esos años).

Generalmente en la literatura dedicada a la Fórmula 1 existen todo tipo de detalles, que si el piloto dijo, que si la máquina estaba hecha de no sé qué, que si le pagaron a tal equipo tanto… pero falta todo lo de alrededor, todo el contexto porque los periodistas que a esto se dedican son monotemáticos, he ahí la grandeza de este pequeño libro, en ver más allá de lo que ocurre en la pista.

Alejandro Rosas es historiador y si no tiene memoria, se documenta… así que no se deja de sentimentalismos y recuerda cosas como la mala relación que tuvo Ayrton Senna con México (yo recuerdo al público volviéndose loco cuando Prost lo rebasó al final de la recta). También recuerda el populismo barato de Manuel Camacho Solís, obsesionado por la presidencia y hace un breve recuento de la política del Hoy no Circula que sirvió para nada… curiosamente el libro lo escribió antes de que otro miope, Miguel Ángel Mancera, copiara las políticas de aquél idiota (pero ¿quién es más idiota, el idiota… o el idiota que lo copia?

HeroesalVolante03

Ilustro, por cierto, primero con una foto que le tomé a Ayrton Senna en las prácticas para el Gran Premio de México de 1992 (estab yo en la tribuna frente al complejo Moisés Solana) y la foto de aquí arriba es Kimi Räikkönen durante el Gran Premio de México del año pasado (estuve en las tribunas del estadio).