Coca-Cola (Washington D.C.)

Sabe mucho a nuez, creo que es la primera Coca-Cola con un sabor tan claro a lo que siempre he supuesto que debe saber la Coca-Cola. Con muy poco gas -como es común en las carbonatadas fuera de México- los 251 mililitros de esta presentación -que me encanta- son perfectos para un pequeño antojo sin tener que comprar la pequeña -y ridícula lata pequeña para el antojo (o como remedio casero -como de abuela- para aquello de la diarrea).

Siendo la Coca-Cola lo que es, esta botellita significa 100 calorías, 35 miligramos de sodio y 28 gramos de azúcar (en serio no entiendo cómo, porque no está tan dulce, pero eso es lo que es).

Luego de esto, de refrendar la idea de que la Coca-Cola no sabe igual aquí en México que en Italia que en Estados Unidos, les dejo con un lindo pensamiento de un gran artista.

“Una Coca-Cola es una Coca-Cola, y por mucho dinero que tengas no conseguirás una Coca-Cola mejor que la que está bebiendo el vagabundo de la esquina”. Andy Warhol

Pero… en la Ciudad de México al menos, en la estantería de la Comercial Mexicana hay de estas Cocas…