¡Cómics!

A raiz de la película Batman v Superman: Dawn of Justice se generó un muy bonito debate. Me habría gustado que en los tiempos en que estudiaba la preparatoria la gente se interesara por Batman y Superman como lo hacen ahora.

Ahora que me acuerdo, cuando estaba en la prepa salió la película de Batman, la primera de esta ola alocada de Hollywood por hacer cine de historietas. Aquellas películas de Tim Burton parecían buenas porque el recuerdo más reciente que teníamos era de Adam West, que francamente estuvo mejor que Michael Keaton.

Mi historia con los cómics se debe parecer a la de muchos chicos de mi generación, leí algunos cómics editados por Novaro del Hombre-Araña, los de Batman con un formato muy pequeño (casi del tamaño del Capulinita) e incluso el Chanoc y algunos que editaba Chespirito. El tema fue desapareciendo de mi vida hasta llegar a la secundaria en que descubrí que algunos de mis compañeros tenían colecciones muy decentes de Spider-Man.

Comics03Tuve una novia que me re introdujo al tema de las historietas; ella era lectora del Batman y la coincidencia no pudo ser mejor porque en los años en que salimos, DC Comics editó Knightfall, Knightquest y KnightsEnd, la saga aquella en que Bane deja paralítico a Batman. Entonces retomé la lectura de mi personaje favorito, que siempre ha sido Spider-Man. Pero además de esta novia, no tenía muchas personas con quién platicar del tema.

Fueron esos años en que era muy complicado encontrar buenas historias en Marvel Comics, pero unas excelentes en DC. También descubrí el género de la novela gráfica, The Dark Knight Returns me abrió los ojos sobre el alcance de este medio de comunicación y qué decir de V de Vendetta (la mascarita que usan los Anonimous salen, por cierto, directo de la novela de Alan Moore). El cuadro de arriba, titulado These Men Are Mine! es precisamente la interpretación de una viñeta de The Dark Knight Returns de Frank Miller.

Comics01El mundo del cómic es muy extenso, ya estando en la universidad me dediqué a comprar mucho, gracias a la expansión del mercado y a la aparición de ComicCastle, una tienda especializada que no me quedaba muy lejos y en cuyo fanzine llamado La Hoja alguna vez me publicaron una carta. Entonces le dediqué tiempo y dinero también a la Familia Burrón y a cómics rosas como Historias de Médicos y Enfermeras y Susy, Historias del Corazón, de cuyas páginas saqué la viñeta que está arriba titulada Yo lo Tenía Todo (por influencia de Miguel Cane, quien se puso un día, no sé a santos de qué, a subir viñetas de esta historieta).

En esos años cobró también fuerza un good girl art bastante voluptuoso, las redondeces a mí me sorprendieron primero en la serie de X-Men y posteriormente en todo lo que tenía que ver con la Catwoman de Batman. Hablando de los X-Men, los años 90 fueron la primera explosión de eta franquicia de Marvel, en parte gracias a que sus caricaturas estaban muy buenas y en parte porque los cómics también.

Es de esta época la viñeta que inspiró el cuadro de abajo, titulado Speechless, cuya protagonista es Psyloque y de paso quiero comentar que me da harto gusto que la interprete en la próxima película Olivia Munn de quien soy fan.

Comics02Con la llegada del internet a mi vida y de las redes sociales (que existen desde antes del Facebook y Twitter), encontré personajes increíblemente cultos en el tema. Vía la red conocí a José Luis Silva, con quien me aventaba unas pláticas épicas sobre cómics. El día que nos conocimos -porque nuestras conversaciones eran por la red- él llevaba corbata de moño y yo traje de tres piezas… las historietas, estaba claro, no son siempre para niños.

Paco Peña, que peinó canas algunos años antes que yo, también resultó un interlocutor para el cual había que estar bien leído porque además de ser un genio, le había metido su tiempo a las viñetas. De él tengo uno de los pocos ejemplares de Superman que poseo, uno en donde el hombre de hierro conoce a John F. Kennedy. Como quiera que sea y aunque compré y leí algo del Spawn (¿se acuerdan de Spawn, que hasta película alcanzó?) incluso de Danger Girl que junto con Vampirella, Lady Death y Dawn (que en lo particular era la que más me perturbaba).

Siempre le fui y he sido fiel a Spider-Man, no importando qué tan malas estuvieran las historias y vaya que en los 90 anduvo muy, pero muy mala la producción de historias para el ícono de Marvel.

Comics04Me convertí también en fiel lector de revista Wizard, que se especializa en el mercado de las historietas norteamericanas, ahí leí una vez que en el mundo de los cómics no hay nada mejor que una historia de Spider-Man bien contada. Y vaya que sí, y parece que mientras peor vayan las historias de Spider-Man, son capaces de crear algunas de las mejores historias que he leído; en aquellos años hicieron una mini-serie llamada Spider-Man: Blue que es, verdaderamente una joya. De esos cómics salieron el cuadro de arriba, titulado Hi. y el de abajo, Copy!.

La imagen que encabeza esta perorata es de Superman, en el 10o. Remate de Libros en el Auditorio Nacional encontré esta edición argentina de Grupo Clarín, con algunas de las primeras historias del que llamaban entonces ‘el hombre del mañana’, escritas por sus creadores, Joe Shuster y Jerry Siegel. Están simpáticas, las compré para tratar de comprender un poco al personaje del que he leído muy poco; en esos años se presentaba a Superman como inteligente, quien inventó una personalidad -la de Clark Kent- que tenía que ser torpe y cobarde, en parte para que no lo reconocieran… y otros tantos detalles.

Lo interesante es que el debate de esta película de Batman contra Superman (que es un tema de pronto recurrente en los cómics) ha despertado un debate que al menos a mí me ha dejado el revisitar este viejo hábito que tenía de leer historietas, retomarlo y quién sabe, a ver qué sale…

Comics05