Gwen Stefani – This is What the Truth Feels Like

Seguido escribo del mainstream cuando me refiero a algo de música (curiosamente lo paso de largo cuando escribo de cine), y esto lo entendí la primera vez que fui a Europa y le puse a la tele. Me sorprendió que en todos lados -y no solamente MTV- pasan la misma música. Llegar a estos niveles es hacerla de por vida y, no importa si uno es un one hit wonder, la vida está resuelta.

Se supone que debería escribir más de la HH Botellita de Jerez, de Diana Krall y… ya entiende, en lugar de Carla Mauri, pero la vida es así y al ver que Gwen Stefani sacaba un nuevo album, decidí escuchar de qué trataba el mainstream estos días. No puedo dejar de preguntarme ¿cuántas de estas canciones se van a programar en Universal Stereo en 2026?

17 cortes para un cd se me hacen demasiados, aunque pensando en que se pueden comprar canción por canción aumenta la posibilidad de que el público le compre algo, ya sea las baladitas (como Getting Warmer o You’re my Favourite) o lo que tiende más hacia el rap, el dance y esas porquerías.

Todas las canciones (tres y medio minutos la mayoría) suenan irremediablemente al pop de estos años, al mainstream que lo mismo podemos escuchar en la radio satelital en Newport Beach, en la radio local de Sayulita o en Minsk. Me sorprende y es de reconocer, que muchas son pegajosas y solo dependiendo del gusto es que podemos considerar unas ‘de relleno’ (en el mundo actual esto cada día es más peligroso).

Ahora, el asunto con Gwen es que ella escribe sus canciones y en la letra es donde está el verdadero valor de su trabajo, no hace poesía ni mucho menos, pero desde el lugar en el mercado en donde se sitúa valen bastante la pena dada la competencia.

El álbum lo escribió la ex cantante de No Doubt después de tener a sus hijos y divorciarse, lo que parece que ha servido de inspiración para el material que entrega

Gwen01