Star Wars: The Force Awakens (2015)

En 1978 mi papá me llevó a mí y a mi hermana a ver la película Star Wars, que le había encantado a mis tíos y de la que todo el mundo hablaba. Para mi generación la importancia de esta película tiene que ver no con la historia del cine, no con la cinematografía o demás mamarrachadas que hoy se dicen sino con tener seis años y que tu papá te lleve al cine.

Por eso se me hizo increíble que ahora mi hermano (que estaba por nacer en 1979 nos llevara a mi papá y a un servidor a ver esta nueva entrega de Star Wars). La película no solamente definió los juegos del recreo y con mis amigos del edificio, más tarde de convertiría en nuestros juguetes y viendo esta película también se nos creó la imagen de lo que un villano tiene que ser en la personificación de Darth Vader (ah porque los villanos pinches duran solamente una película, pero este aguantó dando lata tres entregas).

El universo de estas películas, creados por George Lucas nos maravilló a todos, pero también nos dejó en claro que el genio de Lucas tiene un límite, ya que mientras más se involucra peor salen las cosas. El Capítulo VII, El Despertar de la Fuerza, lo dirigió J.J. Abrahams y la verdad le quedó muy bien, a la altura no tanto de la saga o esas cosas, sino a la altura de quienes nos emocionamos -a los seis años- con la serie ¿o no les llegó a pasar que recordaban una serie o película de su infancia con emoción y al volverla a ver a los 30 años resultó una basofia?

StarWars01

La historia es maravillosa desde el punto de vista estructural, aquí nadie trató de inventar nada nuevo y siguiendo la forma en que están armadas las primeras tres películas de la serie (para mí los episodios del I al III son una mierda) arman un capítulo VII que es importante porque de él depende la sobrevivencia de la máquina de hacer dinero que significa La Guerra de las Galaxias (que ya sobrevivió a los capítulos de I al III, que son una mierda).

La verdad es que vi con desconfianza a la maquinaria mercadológica de Disney echando toda la carne al asador para promocionar la película, y no les miento, yo me saqué fotos frente a la Disney Store en París con un pelotón de Stormtroopers… pero al ver la película, bueno, al menos respaldaron tanta mercadotecnia con un buen producto. No del nivel de un premio Óscar (porque ya no hay gran novedad), pero sí que me hizo emocionarme hasta la médula… y para eso las apariciones de Han Solo, la Princesa Leia y Chewbacca son fundamentales en la película, porque ellos tienen que pasar la antorcha a una nueva generación (como lo malogró Indiana Jones con Shia Labeouf).

Sé que es causa de la pena de muerte el soltar spoilers, y eso es otro de los grandes logros de J. J. Abrahams al poder sacarse de la chistera saltos en la trama dignos de El Imperio Contraataca, que tiene uno de los momentos -ahí sí, definitivos en el cine. Cuando Darth Vader le dice a Luke lo que le dice… aquí no tanto, pero sí quieren mantener la flama alta, eso es tarea para el Episodio VIII.

StarWars02

Harrison Ford y su línea “Chewie, estamos en casa” del corto promocional, han llevado el peso de la promoción en Estados Unidos, si bien Carrie Fisher y Mark Hamill han aparecido en varios eventos, es quien encarna a Han Solo el que ha dado más entrevistas (algunas irónicas, donde dice que él se vistió de Han Solo… y que lo que vio en el espejo fue a un viejito vestido de Han Solo… porque le pagaron), resultado obvio (esto no es spoiler) porque él lleva gran peso en la película.

Las pocas declaraciones de Mark Hamill (Luke Skywalker) en prensa, sus contadas apariciones, también son parte de esta inteligente promoción de la primera de tres películas que seguramente seguirán haciendo de Disney una de las empresas más poderosas del mundo (yo ya colaboré con 70 pesos).

La película en sí, para los fans (aunque sean light, como yo), está muy buena. Para los que la vieron en 1978 y no se volvieron fans, quizá les recuerde la infancia tal cual era… para los que no tienen idea y les valga queso, van a difrutar de una muy muy buena película de acción, de corte palomero y quien sabe, quizá cuando salga el próximo capítulo estén formados incluso antes que los fans (incluyendo a los light, como yo).