Esos éramos nosotros

Toda la vida le he ido al Club Universidad Nacional (Pumas) en la liga del futbol mexicano y a los Red Sox de Boston en las Grandes Ligas de Beisbol.

Les cuento de Boston… que desde 1918 no ganaban una Serie Mundial y la verdad yo estaba acostumbrado a que el odiado rival, los Yankees de Nueva York les pasaran por encima, ellos ganaron como 27 títulos contra CERO de Boston hasta 2004 en que Boston, caray, jugó como si la historia no existiera y en la final de la Serie Americana de ese año, luego de ir perdiendo 3 juegos a nada (en una serie a ganar 4 de 7) los Red Sox ganaron cuatro al hilo y luego le pasaron por encima a San Luis para ganar su primera Serie Mundial en casi un siglo (y desde entonces han ganado en 2007 y 2013).

Les cuento esto porque en 2004 hubo un momento en que (el el juego 6) en que los Yankees se comenzaron a quejar de todo, a protestar, a demostrar una terrible frustración ante un rival al que no le podían ganar. Al ver a los fans de Nueva York tragando la derrota los aficionados de Boston los reconocen, “Yo conozco esa mirada, esos somos nosotros”, comenta uno de los protagonistas del documental Four Days in October, en relación a que ese papel de frustrado, de harto de perder, de la queja, había sido históricamente de Boston. Ya no.

Desde 2004 los Red Sox han ganado 3 Series Mundiales. Yankees ni siquiera han llegado al Clásico de Otoño.

Con el América y los Pumas era lo mismo. En los torneos de 1984-85 y 1987-88 le ganaron la final a los Pumas, sobre todo en la primera final las quejas eran de un árbitro impuesto a última hora, que dio por bueno un gol en fuera de lugar, marcó un penal rigorista a favor de América y luego en la misma circunstancia se hizo wey con uno de Pumas… ya sabrán y cada que Pumas perdía con América era la misma retaíla de quejas… que si fuimos mejores, que si el árbitro les ayudó, que si no es justo.

En la temporada 1990-91 el Club Universidad le ganó el campeonato al América. Los americanistas lucharon hasta el último minuto y eso lo repetían mucho en los comentarios después del partido que perdieron, pero nada más.

Hoy escucho a los seguidores del América quejarse del arbitraje, decir que fueron mejores y que nada es justo. Su Presidente, Ricardo Peláez, va a protestar una falta y no sé qué tanto más para que suspendan al menos a dos jugadores de Pumas para la final, aunque “no quiero perjudicar a nadie” dice. Los Pumas están en la final del torneo y la jugarán contra los Tigres de la Universidad de Nuevo León; el América no.

Los Red Sox fueron la víctima por 86 años… así como los Pumas lo fueron del América.

Leo y escucho y me digo: “esos éramos nosotros”.