Los Eliot Media Awards

Thomas Stearn Eliot fue un poeta norteamericano, que hacia el final de su vida se desarrolló como crítico literario. Ganó el Premio Nobel de Literatura en 1948 y sus poemas no me gustan, quizá por que es demasiado riguroso y a mí me gusta cuando se saltan las trancas… o será que en poesía ando del nabo.

El caso es que por alguna cita prudente, los premios a lo mejor de las redes sociales en México que desde ayer otorga la revista Líderes Mexicanos (en la cual laboro) se llaman Eliot.

Me parece que el nombre original es Eliot New Media Awards, que es definitivamente un nombre largo cuando la segunda red social más importante en el mundo tiene una restricción en el número de caracteres en el que uno pone sus mensajes. Incluso el hashtag del premio era #EliotAwardsMx, dejando de lado el asunto de lo nuevo… y es que ¿qué tan nuevos son estos medios? Twitter fue lanzado en 2006 y Facebook en 2004, antes de estas dos hubo infinidad de redes sociales que pulularon en internet. Siempre he creído que el éxito de estas dos redes fue que aparecieron casi a la par del smartphone y esta coincidencia es la semilla de su éxito (porque proyectos similares los hubo muchos).

Eliot01

El escenario del Teatro Julio Castillo.

 

Lo que sí podemos decir es que ya hace un par de años (no más), las redes ya están maduras y no solamente el barco de los presupuestos ya giró hacia ellos porque su influencia es impresionante… bueno, la influencia de ciertos personajes que han logrado captar la atención de un sector importante del público (hay quien lo hace, como Edward Snowden, gracias a haber realizado una hazaña que nada tiene que ver con los social media).

La información se mueve muy rápido por las redes sociales, afortunada -o desafortunadamente, no lo sé- las redes no han podido sustituir a la información dura conseguida por periodistas que trabajan para medios tradicionales (aunque estos tengan una salida en redes sociales), como se comprobó en Reddit y el bombazo de la Maratón de Boston en 2013, tan bien tratado en la serie The Newsroom (porque las redes, por su misma naturaleza de Fuente Ovejuna, actúan como una masa ignorante (quizá eso sea un pleonasmo))… y aquí en México tenemos incontables historias donde lo mismo dan por muerto a Diego Fernández de Cevallos (y lo “confirman”) o se asegura que la UNAM y el IMSS se van a privatizar (hasta ahora eso eso es una linda utopía en la mente de la masa de la izquierda que nadie en la derecha se atreve a llevar a cabo).

Pero en las redes se han dado otras historias, la gente que le ha dado por proteger animales se han puesto de moda… no, esperen… ellos ya se interesaban por eso, no, gracias a las redes sociales se han podido organizar… porque las redes van encontrando su vocación. Miles de chicos con talento para entretener ya no esperan frustrados a que alguien en TV Azteca o Televisa los reciba (pidiéndoles no sé qué a cambio según dice la masa) sino suben sus cosas a la red y la gente decide si lo ve o no. Mejor aún: si les gusta se recomienda ¿o alguien alguna vez les preguntó si les gustaba ver a Raúl Velasco?… las nuevas generaciones tienen la suerte de no saber siquiera quién es Raúl Velasco.

Eliot02

Jenny and the Mexicats, cantaron y presentaron un premio (y me latió su música).

 

Bueno, el premio Eliot (estoy seguro que así le terminarán llamando) se trata de eso, de premiar a los que utilizan las redes para algo productivo.

Ya sean videos de seis segundos de duración, videos grabados en casa dando su opinión o haciendo chistes, fotos que no buscan ser artísticas sino documentar sobre una especie protegida… o personalidades conocidas por otros medios que han sabido ‘migrar’ a los nuevos medios de comunicación fueron los nominados y premiados.

En lo personal solo conocía a Joaquín López Dóriga, a Facundo y Dulce María, que vienen de otros medios y… aceptémoslo, a Joaquín lo ven por la noche varios millones de personas, comparadas con las que lo siguen en Twitter pues son muchos más… pero el mérito de tener cinco y medio millones de personas viendo lo que tuitea el señor, que hayan decidido darle ‘seguir’ a su cuenta, quizá tenga más mérito (no sé cuál sea el mérito de que alguien le pique al Canal 2 cuando prende la tele, no sé si sea el mismo, tenga más o menos).

La cantante/actriz Dulce María es otro caso, me impresiona ya dejen la cantidad de seguidores (medidos en millones) sino la intensidad que pueden llegar a tener. Alguna vez en Twitter, en la cuenta de Líderes Mexicanos subimos una foto de ella cuando la entrevistamos, hace como dos años y al día de hoy sus seguidores le siguen dando RT a esa foto.

Dulce María con su premio Eliot.

Dulce María con su premio Eliot.

¿Por qué premiar a los que tienen éxito en You Tube, Vine, Facebook o Twitter? Obviamente estas personas ya superaron la gratificación al ego (tan criticada en la serie Selfie) de cada Like en Instagram o Facebook, están haciendo más cosas, explotando el talento que averiguaron que tienen para esto y en la mayoría de estos casos, de monetizarla. Con o sin el premio van a seguir monetizando su éxito… o no, porque estas cosas cambian en semanas. Un día antes de la premiación, por ejemplo, Ninel Conde se volvió a aventar uno de esos tuits que le han dado fama de tonta, bien encausado eso podría haberse convertido en otro fenómeno (positivo, no como lo que es ahora). Baste recordar el incidente de #JuaydeRito que Dóriga tomó con calma “aguanto vara” -dijo- y tomándolo como venía ganó harto seguidor (que no es lo mismo que tele espectador… o cuenta habiente).

Me muero por ver cómo se habrán movido de aquí a un año las redes y los nominados de este año ¿cuántos repetirán?

Siendo generación ’72, hoy amanecí ante un nuevo mundo, porque los nominados pasaban junto a mí y yo no sabía quiénes eran. Había escuchado hablar del Werevertumorro, pero nunca lo había visto, lo mismo de los Tres Tristes Tigres y el que ganó como el que mejor usa Vine (que antes que comenzara todo este show, no sabía yo de la red).

Eliot04

Los rucos de la noche: El Hijo del Santo, Hugo Sánchez y Joaquín López Dóriga (sigo a los tres en Twitter).

 

Obvio me pareció mal que nominaran a CallodeHacha y no a Eva de Metal, injusto y muestra alguna falla en el proceso.

Durante un momento en la ceremonia de premiación me detuve a ver quiénes estaban sentados en las primeras filas y me di cuenta que ahí estaba un impresionante poder de convocatoria porque los seguidores de las dos primeras filas en redes sociales sumaban arriba de los 50 millones.

Y mientras las redes y sus usuarios siguen su camino, yo seguiré en mi mundo de autogratificación. En Twitter y en Instagram me encuentran como JacoboBautistaR.