Picasso, Criaturas y Creatividad

Nunca había estado en el Hotel Bellagio de la ciudad de Las Vegas en Nevada, en medio del desierto.

Siendo comunista, debería decir que estoy más con Pablo Picasso que con Salvador Dalí, pero siempre me pareció que Picasso estaba más interesado en el halago y el dólar incluso más que el mismo hacedor de dólares que era Dalí.

Me mantuve lejos de la obra de Picasso, pero el enfrentarme con la obra me hizo cambiar de opinión. Primero fue gran parte de su etapa azul que está en el museo del Hermitage, pero lo que fue definitivo fue estar bobeando por el Museo de Arte Reina Sofía y ¡pum! de pronto y sin previo aviso doblar una esquina y encontrarme con el Guernica.

Picasso01

Dicho esto, luego me puse a estudiar un cuadro en particular: Les Demoiselles d’Avignon, cuando leí un artículo que hablaba de su restauración en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. No que me obsesionara con la obra, pero sí le dediqué varias tardes primero al proceso por el cual pasó el cuadro para ser restaurado y luego más que por la pintura, por la importancia de la misma en la historia del arte moderno; así las cosas, un par de años después le dediqué más tiempo a la composición al grado de hacer mi juego titulado Las Damicelas de Elvgren, porque estaba yo por entonces también estudiando la obra de Gil Elvgren.

En el Bellagio exhiben una serie de serigrafías de Pablo Picasso y solo un par de pinturas. Cuando dicen en la propaganda -que leí y creí- que hay 43 obras de Picasso es un poco una exageración porque entre dos series de serigrafías se avientan más de diez de estas obras y además le avientan la placa original y van dos más. La Mujer con Sombrero Amarillo (abajo del que está abajo), Mujer con un Collar Amarillo (abajo) y Perfil de una mujer con Pelo azul son las únicas tres pinturas en la exposición. Mujer recargada Leyendo no sé qué es, en parte dibujo con pintura, hecho con muy pocos trazos (si la idea estaba bien definida, son de esas cosas que le toman a uno 20 minutos o menos… claro, habría que tener un genio que se da una vez cada generación).

Picasso02

Las serigrafías son lo que más vale, Pablo Picasso dejó un par de series en las que iba ajustando, agregando y evolucionando una idea original hasta llegar al definitivo y este proceso -imposible en la pintura- nos da una idea de cómo las ideas iban evolucionando en la mente del español. En una de las dos series se ve a una maja desnuda, un trazo bastante típico al que va añadiendo detalles aquí y allá para luego cambiarla de forma radical hasta que la figura es una composición de figuras geométricas y los elementos a su alrededor casi no se entienden.

Alguna vez entendí sobre las preocupaciones de los artistas. Algunos están obsesionados con temas filosóficos e incluso sociales y vuelven a ellos con frecuencia o se mantienen ahí durante mucho tiempo… pero siempre hay una preocupación estética y esto es lo que más puedo valorar en la búsqueda de Picasso o si no, vean a la fulana de abajo con su sombrero amarillo. Sí, muchos dirán que su sobrina de siete años puede dibujar algo así y yo siempre me pregunto -al escuchar eso- ¿en serio puede? porque más que la ejecución es la intención de este que es sin duda uno de los grandes artistas del siglo pasado y que… no me encanta.

Picasso03La exposición está chistosa, los cuadros vale la pena verlos, pero las serigrafías son un lujo y no por otra cosa que por ver el proceso de creación.

Al salir estuve platicando con el señor que me vendió los boletos y me dijo que los cuadros estaban a la venta. No compré nada porque el dólar está subiendo y ando ahorrando para otras cosas.