La F1 en la calle

Hace muchos años soñé que iba yo rumbo a recoger a alguien a bordo de un Ferrari F92A T sobre Prolongación Canal de Miramontes en la Ciudad de México.

Resulta que el F92A T es un auto de Fórmula 1, con capacidad para un solo ocupante y casi llegando a mi destino me di cuenta que era inútil el ejercicio de pasar por alguien a bordo de este coche que, dicho sea de paso, hacía un ruido fenomenal.

El sueño de conducir un auto de Fórmula 1 por las calles lo tuvo incluso Silvester Stallone que lo llevó a la pantalla (aunque con otros modelos que quedaban lejos de la F1) en la película Driven.

No sé quién comenzó con esto de poner un coche de Fórmula 1 en las calles (obviamente cerradas), pero si mal no recuerdo fue la escudería Ranault la primera que hizo este tipo de cosas en México, en el Ángel de la Independencia hace años. Ese día me estaba yo subiendo a un avión rumbo a no sé dónde, pero supongo que de no haber tenido viaje me habría lanzado a la experiencia.

F1Calle01

Ahora que se anunció que en noviembre estará de regreso la Fórmula 1 en México, muy empujado el asunto por todo el dinero que ha invertido Carlos Slim en los pilotos mexicanos (que han estado más o menos a la altura), ha habido dos experiencias en las que en la capital del país los autos de Fórmula 1 rodaron por las calles más emblemáticas de la Ciudad más Grande del Mundo.

El primero fue el equipo Infiniti Red Bull Racing, trajeron su RB7 con el que corrieron y ganaron la temporada de 2011 (está prohibido correr autos que compiten en el campeonato actual), los trajeron al Zócalo de la capital y los pilotos pusieron un espectáculo muy decente. Al evento me invitaron tanto Infiniti como Renault (ambos son, a fin de cuentas, la misma empresa) pero obviamente todo estaba puesto para que la marca que brillara fuera la Renault.

¿Les he contado que mi papá tenía un Renault 12 color mamey?

Viendo toda la publicidad de Renault alrededor del evento me di cuenta que ellos hacen los motores que impulsan a los Red Bull, no solo eso, sino que han sido cuatro veces campeones en los últimos años… y recordé que la última vez que los Fórmula 1 corrieron en México ganaron los Williams, impulsados también por Renault.

(GRAN SUSPIRO)

¿Se acuerdan de cuando había Renault por todos lados? La marca era favorita en México, quien compraba uno lo sustituía por otro de la misma marca y ahora que lo recuerdo me parece que el último coche de mi abuelo materno fue también un Renault…. los franceses se fueron, descuidaron México y ahora han tratado de regresar pero no veo en su piso de ventas algo como para atrapar la imaginación de los mexicanos más allá de la versión deportiva de su Clio.

F1Calle02

Luego en el Ángel de la Independencia se presentó la Scudería Ferrari. Aquí lo único que quedaba era suspirar porque estos coches no son para la venta masiva y de hecho comenzó el show con un desfile de gente muy rica con sus autos Ferrari y después dos Fórmula 1 corrieron un circuito sobre Paseo de la Reforma desde La Palma hasta la fuente de La Diana.

Aquí el plus fue que uno de los pilotos de pruebas de Ferrari es Esteban Gutiérrez, mexicano apoyado también por la gente de América Móvil, que si bien ya no encontró lugar para correr la temporada 2015, consiguió ser piloto de pruebas de la escudería italiana (donde los dos pilotos han sido campeones del mundo)… un poco como Javier ‘El Chicharito’ Hernández, que estaba en uno de los mejores equipos del mundo… pero en la banca.

Al terminar sus vueltas los Ferrari me retiré pensando sobre la futilidad del evento, lo superfluo y sabía que en un rato el espacio lo ocuparía gente indignada por el asesinato de Rubén Espinosa. El reportero gráfico salió huyendo de Veracruz por las amenazas recibidas y vino a ser asesinado en la capital. Me da pena que todos le tiren a Javier Duarte, Gobernador de Veracruz por el asesinato… cuando fue en la ciudad que gobierna Mancera que lo asesinaron a sabiendas que hay una altísima probabilidad de salir impunes por cometer un crimen.

Yo los renunciaba a los dos inútiles.

Pero lejos de denostar el jueguito con coches caros, tanto de Ranault como Ferrari, me parece bonito el ejercicio de acercar este deporte de élite, este espectáculo para la gente rica al pueblo de la Ciudad de México. Ese espíritu lo inició Alejandro Aura (otro de los cuates de Dehesa), él con espectáculos culturales en el Zócalo.

F1Calle03

El día del show de Red Bull vi muchos niños que seguramente no irán a la carrera en noviembre, emocionados con el ruido del RB7 que condujeron Carlos Sainz y Daniel Ricciardo, si el asunto es ese, vaya, que traigan más shows de estos.

Renault me hizo llegar hace más de un mes unos boletos para apersonarme en noviembre en el Gran Premio de México. No pensaba ir, la verdad, los actuales reglamentos, la actual ‘fórmula’ que configura el deporte llamado Fórmula 1 ya no me gusta, pero será una gran oportunidad para entender a esta nueva generación de los errores de manejo que no cuestan mas que segundos, de los motores que no hacen ruido, de los rebases por la punta cada cinco carreras (en lugar de cinco por carrera) y de pilotos que siento no arriesgan porque no tienen el coche más veloz.

Espero que mi percepción cambie para bien… pero siento que fue en las calles de la Ciudad de México, en el Ángel y en el Zócalo, gracias a Ferrari y Renault, vi por última vez a la Fórmula 1 como la imagino.

F1Calle04